Una de las energías renovables más empleadas en todo el mundo, es la generada por la biomasa. Esto se debe a que presenta ventajas para los medios ambientales, como las demás energías renovables, sino también ventajas económicas y sociales.

La biomasa es  una de las fuentes energéticas renovables con mayor potencial de crecimiento durante las próximas décadas. ¿El secreto de este éxito? Sus innumerables ventajas sin duda, que son amigables para el medio ambiente. Si aun no te resulta familiar este termino, le invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es la Biomasa?

La Biomasa es toda la materia orgánica o desechos producidos por los seres vivos como consecuencia de sus actividades vitales.

Todos aquellos restos producidos por los seres vivos son biomasa, como por ejemplo; la madera, excrementos de animales,  las hojas de los árboles, restos de poda, cascaras de frutos secos, aceites obtenidos de plantas o animales, reciclado de aceites, residuos agroalimentarios, basuras orgánicas producidas por el hombre, etc. En resumen, cualquier resto producido por los seres vivos se considerar biomasa.

La Biomasa como Fuente de Energía

 La biomasa ha tenido un gran auge por las muchos ejemplos dichos anteriormente y que se pueden utilizar como fuentes de energía renovable.  La madera fue la primera fuente de energía utilizada como biomasa, se utilizo para hacer fuego y cocinar alimentos.El hombre con el paso del tiempo utilizó la biomasa como fuente de energía, sobre todo quemando restos de árboles.

Hoy en día tenemos fuentes de biomasa para utilizar como fuentes de energía renovable, aunque algunas como el fuego por combustión de leña se puede considerar como renovable pero no limpia, ya que desprende humo a la atmósfera.

biomasa

La biomasa como fuente de energía. Esta se clasifica en tres grandes grupos:

– Biomasa natural:

Es la que produce la naturaleza sin la intervención humana, un ejemplo seria, la caída de las hojas.

 – Biomasa Residual

Proveniente de los residuos de las actividades de la industria en general. agrícolas y ganaderas.

 – Biomasa procedentes de cultivos energéticos.

Principalmente aquellos para producir biocombustibles como por ejemplo, combustibles derivados de productos agrícolas, como los aceites vegetales.

 

Ejemplos de utilización de biomasa como fuente de energía

 

  • Los huesos de aceitunas y las cascaras de las almendras y se utilizan como combustible en calderas de biomasa en algunas viviendas para calentar agua y como calefacción. Hoy en día se comercializa el llamado Péllet y se utiliza como combustible para las calderas en viviendas y las estufas.
  • El Pellets es un producto elaborado con los restos de podas, talas y aserrín (restos al cortar la madera). Son pequeños cilindros alargados de madera que al quemarlos en la caldera o la estufa genera energía calorífica  y lo mejor es que a un mejor precio económico, ya que se puede ahorrar hasta un 40%.
  • Al enterrar los restos orgánicos en el suelo se puede producir gases a raiz de su descomposición, llamados biogas. Estos gases se queman y lo podemos usar, en una central eléctrica, para calentar agua y mover una turbina que genere electricidad.
  • Se puede conseguir alcoholes como el etanol mediante la fermentación de algunas plantas para posteriormente usarlo como combustible. La remolacha y el maíz son muy buenos para la producción del bioetanol, que es un sustituto de la gasolina.

 

pellets

Centrales de Biomasa

Estas centrales eléctricas utilizan restos de vegetales para la combustión y posterior producción de energía.

Para su funcionamiento algunos vehículos ya utilizan el biodiesel, un combustible que proviene de grasas animales y aceites vegetales. El biodiesel lo pueden utilizar en vehículos sin necesidad algún tipo de adaptación del motor en el vehículo.

Esto permite a los agricultores utilizar los sobrantes para producir biodiesel para sus tractores.El biodiesel es un sustituto del gasóleo. Algunos cultivos son más propicios que otros para la producción de biodiesel, como por ejemplo el del girasol.

biomasa planta

 

 Energía Biomasa, sus ventajas y desventajas:

Ventajas:

Se utilizan una parte de los restos de vegetales que son necesarios eliminar, es una excelente oportunidad para el sector agrícola ya que les permite usar sus excedentes, disminuyendo asi la dependencia externa en países que no producen petróleo para el abastecimiento de combustible.

Este combustible es mucho más barato que los combustibles fósiles. Las cenizas que se producen son vegetales y estas pueden utilizarse como abono. Al quemar la biomasa no produce sulfuros, estos son los causantes de la lluvia acida,evita incendios, colabora con la limpieza forestal, etc.

Desventajas:

El coste de las instalaciones es la principal desventaja es ya que es mayor que el de las fuentes de energía convencionales y para almacenar la biomasa se necesita de instalaciones de mayor tamaño.

No olvidemos que es mucho menor que el de los combustibles fósiles el poder calorífico de la biomasa, por ende para conseguir la misma energía que si utilizamos combustibles fósiles necesitamos una mayor cantidad de biomasa.

Otra  gran desventaja es que los cultivos que son destinados a la producción de energía de biomasa compiten directamente con los cultivos destinados al consumo humano. Un mal uso puede aumentar los precios de los alimentos básicos.

Como producto de la quema de la biomasa,  no dejaremos pasar las emisiones de CO2  este gas es el causante del efecto invernadero. Aunque estas emisiones son neutras si se calculan con las emisiones de dioxido de carbono absorbidas por las plantas durante toda su vida.

Es decir,  el CO2  que absorben las plantas durante su ciclo de vida es el mismo que se expulsaría al quemar estas plantas. Por lo tanto el calculo global es cero emisiones de CO2.

Calderas para Biomasa

Estas funcionan con un tipo de combustible llamados pellets, que como explicamos anteriormente son residuos procedentes de las industrias madereras, cascaras de frutos secos, huesos de aceitunas, leña, etc. Este es un combustible mas económico y no dependen de precios que estipulen los demás países, como paso con el petroleo.

Las calderas para biomasa pueden ser de varios tipos:

Calderas convencionales adaptadas a biomasa

Estas son las calderas antiguas de carbón que fueron adaptadas para poder ser utilizadas con biomasa o también calderas de gasóleo que usan un quemador de péllets.

Aunque son baratas, es de reducida eficiencia, situándose en torno del 75-85%. Casi siempre son semi-automáticas, no disponen de los medios apropiados para su correcto mantenimiento y limpieza. pues no están diseñadas específicamente para la biomasa,

Calderas estandar de Biomasa

Suelen utilizar únicamente péllet y tienen un alto rendimiento y cuentan con un sistema automático suministro y de limpiado.

Calderas Mixtas

Admiten diversos tipos de combustibles de biomasa como astillas y péllets. Alternando de uno a otro de uno a otro de forma muy eficiente y rápida.

Calderas de condensación

Para calentar agua con el calor procedente de la quema del péllets estas utilizan un intercambiador.

Son pequeñas, automáticas y admiten únicamente el uso de péllets, estas calderas utilizan un sistema que recupera el calor existente de la condensación contenido en el combustible, bajando asi progresivamente la temperatura de los gases, logrando que se condense el vapor de agua en el intercambiador. Mediante esta tecnología, respecto a una combustión tradicional, el ahorro de combustible es del 15 %.

 

Como ves las ventajas del uso de la Biomasa son innumerables sin duda, así que desde Pellets del Sur te recomendamos que te pases a la Biomasa cuanto antes y si necesitas ayuda para ello, aquí estamos para ayudarte.

Gracias

Compartir

dejar un comentario

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados *